26/11/2012

MMXII-TK Alfama


Alfama siente
todavía la ausencia
del peregrino.
Sus pasos se apagaron
dejándolo huérfano.

Ningún comentario: