3 de abr. de 2012

MMXII - VI


Bágoas secas

choran o pensamento
onde habito.

Ningún comentario: