20 de maio de 2011

XCII


¡Te lo advierto!
Escupe a los ojos
de los mercados.

Ningún comentario: