27 de maio de 2011

Las horas inversas



Las palabras son como el fruto prohibido
que en bocas infames
esposan a los iluminados de la clarividencia etérea
a un mensaje siempre escrito en piedra.
Genuino detonante de la ceguera
que se disfraza de credo
para impulsar la cantinela hueca
con la que atrapar en su espiral
al desconsolado desconsuelo.
Son la suave música con la que envolver el gatillo
que espera en la pirotecnia
de las horas inversas
escuchar el viento que empuje el dedo
con los susurros de una melodía de estridencias
de una realidad estridente.

15 de maio de 2011

California


Me gusta California como destino transitorio
ahora que soy una gárgola caída.
Allí saboreo la comisura de sus labios agrietados
por la salitre que embriaga mi libido
en ese Pacífico destierro de mis huesos rotos.

Suplico por su vientre
para erigirme de nuevo
como la catedral de vida
que un día soñé,
y me encuentro con la pasión
que no reconozco y me atrapa.

No quiero huir de este destierro salobre,
permanecer erguido es una victoria
después de todas las guerras que he perdido.
Y el horizonte es el azul transparente 
de sus ojos vidriosos,
allí donde empieza y acaba la vida,
la vida que nunca creí poseer.

Publicado en Voz Emérita

4 de maio de 2011

Gotas de palabras

 


Como no hay sombra sin luz,
proyectarse en la oblicuidad de los pasos
sin pisarse
                   es inútil.
Pero cada mensaje es como una gota de lluvia
que acrecienta la semilla del mañana
                   sin saberlo,
la composición imperceptible de un puzzle de letras
siempre descompuesto
                   y compuesto,
de una ilusión casi pasajera
como las palabras.

1 de maio de 2011

I


Alentei naquel maio
cheiros, lareiras, berce.
Ludeiros son eu.

Hai 40 años, que non é nada, pero son tantas cousas. Bueno, como un é todo o que viviu, pero penso que sobre todo somos a nosa infancia, eu son o lugar onde alentei, ó que adico istes versos: Ludeiros.