29 de abr. de 2011

XCIII


Sueño conmigo
diluido en cenizas
primaverales.

Ningún comentario: