06/04/2011

A destiempo

¿Cuánta velocidad es necesaria
para tocar andén en uno mismo?
Andrés Neuman


Fluyen los versos entre ojeras de sueños perdidos,
a destiempo.
Las palabras se ahogan entre letras sueltas
incapaces de componer el puzzle,
a destiempo.
Retumban las voces como tambores de guerra
en mi cabeza a punto de estallar,
a destiempo.
Quiero huir de este papel en blanco
con imágenes certeras
que no se detienen ante mí,
pero la vida resulta descafeinada
al vivir un tiempo que no me corresponde,
un tiempo
a destiempo.

Inédito.

Ningún comentario: