02/11/2010

Brotes de mi niñez

hai días
nos que a vida
magoa a nosa vida
Manuel Pereira Valcárcel

Se cobija la metáfora en los brotes de mi niñez,
cuando la soledad embriagaba mis días nuevos
y los ojos se detenían en cada descubrimiento
para ir fraguando los pasos que irrigarían
un futuro de palabras calladas
que desean encontrase
con el sonido que las florezca,
con el sonido del que nacen y perduran
en cuanto se pronuncian.
Necesito encontrarme con esa voz dormida
que aguarda el momento de lucidez
que la despegue al viento,
y arrastrar en ese aire
los posos debidamente alimentados.

Publicado en Voz Emérita

Ningún comentario: